Autor: Ismael

Información básica sobre la COVID-19

Representación coronavirus

 

¿Qué es la COVID-19?

La COVID-19 es el nombre de la enfermedad causada por el virus denominado como SARS-CoV-2. Según la a clasificación actualizada por el Comité Internacional de Taxonomía de Virus en 2021, este virus pertenece a la familia de los Coronaviridae, de ahí el nombre con el que comúnmente se le conoce: corononavirus.

La OMS tuvo noticia por primera vez de la existencia de este virus el 31 de diciembre de 2019, al ser informada de un grupo de casos de «neumonía vírica» que se habían declarado en Wuhan (República Popular China).

¿Cuáles son los síntomas de la COVID-19?

Al ser una enfermedad respiratoria, algunos de los síntomas más habituales son la tos seca, fiebre y cansancio.

Otros síntomas menos frecuentes y que pueden afectan a algunos pacientes pueden ser:

  • Pérdida del gusto o el olfato
  • Congestión nasal
  • Conjuntivitis (enrojecimiento ocular)
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Dolores musculares o articulares
  • Diferentes tipos de erupciones cutáneas
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea
  • Escalofríos o vértigo

Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse es recomendable que soliciten atención médica inmediatamente. De ser posible, llame con antelación a su dispensador de atención de salud, al teléfono de asistencia o al centro de salud para que puedan indicarle el dispensario adecuado.

¿Cuándo debería hacerme una prueba de la COVID-19?

Todas las personas que presenten síntomas deben hacerse la prueba, en la medida de lo posible. Las personas que sean asintomáticas pero que hayan estado en contacto estrecho con alguien que esté o pueda estar infectado también pueden considerar la posibilidad de hacerse la prueba; consulte las directrices sanitarias locales y siga sus indicaciones.

Cuando una persona esté a la espera de los resultados de la prueba, debe permanecer aislada de los demás. Si la capacidad de realizar pruebas es limitada, las pruebas deberían reservarse en primer lugar para quienes corren mayor riesgo de infección, como el personal de salud, y las personas con mayor riesgo de presentar un cuadro grave, como las personas mayores, especialmente las que viven en residencias de mayores o en centros de atención de larga estancia.

¿Son eficaces los antibióticos para prevenir o tratar la COVID-19?

Los antibióticos no son eficaces contra los virus, solo funcionan contra las infecciones bacterianas. La COVID-19 está causada por un virus, de modo que los antibióticos no sirven. No se deben usar antibióticos como medio de prevención o tratamiento de la COVID-19.

Actualmente no existen tratamientos contra la COVID-19. Las técnicas y herramientas que se emplean los sanitarios para los enfermos de COVID-19 tratan principalmente los síntomas y previenen enfermedades secundarias que se puedan dar a la vez que la causada por el SARS-CoV-2, por lo que su objetivo no es «curar» al paciente del virus, sino evitar síntomas graves que puedan poner en riesgo la vida del paciente.

 

Fuente: Organización Mundial de la salud (https://www.who.int)

Categories: Artículos

Tags: , , ,